<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d5892985\x26blogName\x3dZumodeRed\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://zumodered.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://zumodered.blogspot.com/\x26vt\x3d-3047403820988585071', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

enero 07, 2005

De Google a Googlezon

Cuenta la leyenda que Andy Bechtolsheim no esperó a conocer todos los detalles sobre el invento que Sergey Brin y Lawrence Page tenían entre manos; el fundador de Sun les extendió un cheque de 100.000 dólares a nombre de Google Inc., empresa que todavía no existía (y que nació para ingresar el cheque). Desde entonces, Google ha protagonizado una carrera meteórica para convertirse en el mejor buscador, la marca más conocida y en todo un fenómeno social. Lejos todavía de morir de éxito, Google ha ido abarcando rápidamente nuevos territorios, situando su nombre bien alto en blogs, redes sociales, correo-web, gestión de imágenes… y buscando más allá de la web con ingenios como Google Desktop o Google Print. Más

Al margen del Gordo que le ha tocado con la salida a bolsa, Google sigue dependiendo de la popularidad de su tecnología de búsqueda, que se traduce en dinero con la publicidad en los resultados. Con su filosofía intacta (tanto te enlazan tanto vales), su Page Rank ha tenido que ir mejorando para adaptarse a su éxito, que provoca una competición de artimañas para subir puestos. Ese fraude actúa también sobre los anuncios —"la mayor amenaza para la economía Internet", según George Reyes CFO de Google—, donde la lluvia de clics sobre los Google Ads para embolsarse unas perras o para fastidiar a la competencia es moneda común. Más

El caso es que Google, junto a todos los grandes que responden a sus movimientos para no perder comba, marca las pautas del devenir de la Red. El futuro (ya presente) de la superabundancia de información es de los buscadores o filtros. ¿Qué pasará con lo medios tradicionales? ¿Sobrevivirán en la Googlezon? 2004 fue el año en que todo comenzó…

sO s s