<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d5892985\x26blogName\x3dZumodeRed\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://zumodered.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://zumodered.blogspot.com/\x26vt\x3d-3047403820988585071', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

diciembre 17, 2004

R$$: el dinero detrás de los feeds

La blogosfera utiliza masivamente RSS para difundir sus contenidos. Really Simple Syndication o Rich Site Summary no es más que un sistema para que los editores distribuyan sus titulares entre los lectores interesados; los feed RSS son un listado de las entradas más recientes (titulares, entradillas o textos completos) con el enlace al original, accesibles gracias a los lectores de RSS, en su versión online (tal que Bloglines) o en programa (tipo Feedreader o FeedDemon). Y claro, ya que estamos en la vorágine de la publicidad en los blogs, ¿qué tal colar anuncios a través de RSS? Como quiera que además de los weblogs centenares de medios, grandes (NYT.com, WSJ.com, Yahoo!, CNET...) y no tanto, ya se han apuntado a sindicar sus contenidos, no podía tardar en llegar la idea de monetizar el ‘esfuerzo’. Pero, como cuenta Wired, no han sido los medios tradicionales los que han espabilado primero. Los arriba mentados Weblogs Inc. y Gawker y otros como Feedster ya han incorporado anuncios al RSS, y gestores de publicidad online como Overture (de Yahoo!) están pensando cómo hacerlo.

RSS ayuda al internauta a filtrar el torrente de información que produce la Red a diario, y su utilidad y gran aceptación no debe pasar desapercibida para los anunciantes. Al igual que las alertas por email, el público del los feeds RSS es muy atractivo: cada uno recibe lo que quiere y los temas pueden ser muy especializados. Si parece inevitable que entre los titulares de los lectores de RSS nos caiga algún anuncio, debería ser absolutamente evitable que la publicidad siga los pasos con que se inició en la Red, con gran aparato de engendros intrusivos. Anunciarse, sí pero sin molestar. Más

sO s s