<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d5892985\x26blogName\x3dZumodeRed\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://zumodered.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://zumodered.blogspot.com/\x26vt\x3d-3047403820988585071', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

febrero 02, 2005

La ciencia del trabajo en equipo

La historia de Noé, el diluvio y su arca le sirven al autor de este artículo como metáfora sobre la innovación y el trabajo en equipo. "¿Qué hubiera sucedido si, ante la llegada del diluvio, en lugar de encargarle la construcción de la famosa arca, Dios hubiera decidido que fuera el propio Noé quien se ocupara de salvar su pellejo y el de todos los animales?" Tras ciertas reticencias, Noé convence a los animales de la necesidad de ponerse manos a la obra ante la dura lluvia que va a caer. Pero como en las situaciones de crisis es donde más necesario es el liderazgo, las bestias piden al patriarca la formación de "equipos interfuncionales de alto rendimiento" con sus coordinadores. El grupo de los más peculiares y radicales (dragones, sirenas, unicornios...) no supo aceptar ni críticas ni disciplina, y decidió salvarse con su cuenta "con los resultados que ya conocemos". Puesta la esperanza en un grupo más prudente, formado por animales "interdisciplinares" que se movían bien en más de un medio (patos, ranas, focas...), resultó que generó un buen número de ideas, pero fueron tachadas rápidamente de inconsistentes e impracticables por los especialistas, porque "la ignorancia es atrevida, pero saber sólo un poquito lo es todavía más". Quedaban pues los especialistas (el topo, el guepardo, el castor y algún pájaro carpintero) para sacar las castañas del fuego y salvar el reino animal. Sus propuestas, muy costosas y difíciles, requerían una inversión y un tiempo de los que Noé no disponía. Sin que nadie contara con ellos, pues no había constancia de ninguna iniciativa por su parte, a los animales domésticos les dio por reflexionar. Y habló el burro: "Los compañeros habíamos pensado en hacer una cuadra como en la que estamos pero en la que quepamos todos, y taparla bien para que no entre el agua". La idea era tan sosa como pragmática y viable. Implicaba trabajo duro, pero riesgo moderado. Así, Noé aprendió, y nosotros con él, que en el proceso de generar innovación había que mantener el equilibrio entre riesgo y recompensa, entre número de ideas y calidad, entre originalidad y aplicabilidad. Y que era mejor algo de colaboración entre los equipos que pura competencia. Y que en el ambiente adecuado surgirán buenas ideas incluso de quien parecía incapaz de tenerlas. >>Leer (y II)

El día de la marmota, en Huesca

El 2 de febrero, en una pequeña localidad (Punxsutawney) de Pennsylvania, la marmota sale de su madriguera y, ante la expectante mirada de locales y turistas, anuncia el inicio de la primavera o seis semanas más de crudo invierno (según vea o no su propia sombra). Allí, en el Día de la Marmota, quedó atrapado en el tiempo Phil Connors (Bill Murray). Día tras día se levantaba condenado a vivir la mismas 24 horas. Más o menos por esas fechas, se celebra en Huesca el Congreso Nacional de Periodismo Digital, que ya va por su sexta edición. Cada año, los asistentes se ven condenados a escuchar lo mismo. Año tras año. Ajeno a la velocidad del ‘tiempo Internet’, que marchita proyectos recién nacidos, el sector de la prensa online en España se ha quedado estancado en el presente descorazonador y el futuro incierto. Cada año escuchamos las malas condiciones del periodista digital, el injusto trato y hasta desprecio por parte de los medios tradicionales y el "todo está por hacer, pongámonos manos a la obra". El también periodista Connors no consigue avanzar al día siguiente hasta que no se convierte en mejor persona. Quizá avanzar en el periodismo digital pase solamente por hacer buen periodismo, al margen de que se publique en la Red, se cuelgue en un blog, se presente en flash, se escupa en titulares RSS o se haga con la webcam sobre la cabeza. Rodolfo Carpintier cuenta cómo vio el pasado Congreso. >>Leer

Que busquen los robots

La clasificación clásica de los buscadores de Internet no ha variado gran cosa: hay directorios en los que los humanos aportan algo de inteligencia y hay arañas, robots de búsqueda que indexan la web a lo bestia. Y las ventajas y desventajas de unos y otros siguen siendo las mismas: los motores de búsqueda vapulean a los directorios en número de páginas, pero los segundos son el camino más corto cuando se sabe más o menos lo que se busca, además de que filtran un montón de basura. Pero cuando llegó Google arrasó con todo. Daba igual robots, arañas, directorios, metabúsquedas... todos los caminos llevaban a Google y Google era el camino más corto a cualquier parte. El tema del directorio Google lo resolvió tirando del Open Directory Project, clasificación realizada por una vasta comunidad de voluntarios. El directorio por antonomasia, por veteranía y popularidad, no era otro que Yahoo!, ahora principal rival de Google. Y Yahoo! fue relegando su famoso directorio a medida que se hizo más portal y su buscador más robot; un robot que utilizaba, por cierto, la tecnología de Google. Tras sus compras —Inktomi y Overture (y con éste Altavista y Alltheweb-Fast)—, Yahoo! emplea su propio motor de búsqueda... y su directorio sigue perdiendo protagonismo. Así lo demuestra la arqueología-web realizada por Tintachina: en las capturas de pantalla se ve que el directorio ha pasado de representar el 90% de la home de Yahoo! a quedarse con un 10%. Y menguando. Más

Copyleft, cultura sin riesgos

Después de participar en los 100 días de Creative Commons (CC) en España, José Cervera (periodista, fundador de Baquía.com) vuelve a abordar el copyleft en su Retiario para echarle más flores, si cabe. Además de recalcar que una licencia CC no supone una renuncia a ningún derecho, y que puede beneficiar al autor, incluso económicamente, destaca que lo interesante es que exista "un espacio de cultura donde las relaciones legales entre autores y consumidores estén claramente definidas; donde quien desee escuchar música, contemplar imágenes o leer textos sepa con certeza que no va a tener problemas legales". Bien cierto, porque con esto de la Internet el panorama cultural recuerda a la viñeta de Quino: "¿A que no saben prohibido qué?". Mejor dejar a los autores que nos digan el grosor del candado que ponen a su obra (o si lo dejan abierto o nos prestan la llave), que esperar a que alguna entidad gestora de derechos o ley apresurada e inconsciente nos empapele. De entre los muchos comentarios sobre las jornadas CC, especialmente completo es el del Navegante, y edificante la ‘puntualización’ de Marta Peirano en elástico.net a un artículo aparecido en Cinco Días, que dice nada menos que el copyleft "traza un camino intermedio entre la piratería y el copyright". No hijo, no; el camino intermedio está entre el dominio público y el copyright. Repetid conmigo: "copyleft no es lo contrario a copyright". No hay que asustarse tanto...

  • Nutrida recopilación de textos sobre copyleft, en sinDominio.net
  • Empleado y 'blogger', binomio conflictivo

    Ya hemos contado al menos un par de despidos causados por hablar de más en un weblog. Los empledos-bloggers que no quieren ser anónimos se arriesgan a que sus empleadores les cierren la boca. O les quiten la nómina, que casi es peor. Para evitar males mayores, un trabajador de Google, ex Microsoft nada menos, ha escrito en su blog ‘digo’ donde antes decía ‘Diego’, aunque asegura que los posts desaparecidos y reaparecidos con algo de maquillaje no son fruto de las presiones de Google, pero que ha aprendido que su empresa "es muy cuidadosa a la hora de desvelar información sensible". Mientras los empleados teclean con canguelo, los ejecutivos abrazan los blogs como poderosa arma de comunicación, a la vez que tienen presente la ‘blogosfera’ como fuente de información para la toma de decisiones. La práctica del blogging corporativo está en pañales, tan repleta de buenas intenciones como de problemas de funcionamiento. Si tiene previsto "bloguear tras el firewall", merece la pena echar un vistazo a las notas de Michael Coté, nacidas de la experiencia de montar blogs en las empresas. Más

    Coalición contra los piratas

    Allá en la China, Gobierno, grandes operadores de Internet, empresas y funcionarios estatales han creado una organización para luchar contra la piratería a través de la Red. Casualmente, la constitución en Pekín de ‘La unión de derechos de la propiedad intelectual en Internet" coincidió con el anuncio de que China ratificará el Tratado Mundial de Derechos de Autor. Quizá la OMPI le ha dado un toque a China, adalid de la libertad en Internet, para que rebaje un poco la producción de software, música y películas piratas, que inundan el mercado occidental en franca competencia desleal. Más cerca de aquí —o por lo menos nos afecta más—, Microsoft ha anunciado el lanzamiento del programa ‘Ventajas de Windows Original’, una nueva arma para combatir la piratería consistente básicamente en que o usted demuestra que pagó por su copia de Windows o se queda sin parches y actualizaciones. No si al final vamos a tener que pagar por el software...

    El camino más corto, según el MapPoint de Microsoft

    Si tiene previsto viajar entre las ciudades noruegas de Haugesund y Trondheim, haga el favor de tomar un camino alternativo al recomendado por MSN, a no ser que le sobre tiempo. Su MapPoint traza la ruta más rápida entre estas dos localidades nórdicas cruzando un par de veces el océano y atravesando Bélgica, Inglaterra, Francia, Alemania y Suecia. Un total de 2.713,2 kilómetros a recorrer en 47 horas y 31 minutos. Es poco probable que realice tal viaje, pero también lo es que esa ruta disparatada sea el único bug del software para viajeros de Microsoft. ¿O es que alguien ha probado entre todas las ciudades europeas hasta dar con un yerro? El autor del descubrimiento sólo cuenta que "reírse de Microsoft un lunes por la mañana es una buena forma de empezar la semana laboral". Qué mala baba... Más

    España portátil

    Un portátil es un ordenador mucho más caro y con menos potencia que uno de escritorio aunque, a cambio, es capaz de viajar de un sitio a otro. En los últimos años, en paralelo a los PCs, los portátiles han ido rebajando precios y aumentando prestaciones hasta hacerse ciertamente apetitosos. Además, gracias a las redes WiFi andar con el portátil a cuestas ya no es ninguna tontería. Cada vez hay más sitios desde donde conectarse a Internet, tanto a través de redes inalámbricas públicas o instaladas en restaurantes, hoteles, aeropuertos, estaciones... como desde casi cualquier parte gracias a los miles de usuarios que, por generosidad o descuido, dejan su WiFi abierto. Compre un portátil con tarjeta WiFi, pruebe y verá (para localizar redes WiFi, basta una flor en la solapa). Si lo compra será uno de los 5 millones de españoles que tendrá portátil en 2005. A finales del año pasado, el parque portátil ya alcanzaba los 3,8 millones de unidades, según Toshiba, tras un espectacular incremento en las ventas del 40% respecto al año anterior, a pesar de que se ralentizó la tendencia a la baja en los precios registrada en los últimos años. Más

    enero 26, 2005

    Periodismo Digital: horizonte despejado

    La semana pasada se celebró la sexta edición del Congreso Nacional de Periodismo Digital. Una veintena de ponentes se reunió en la fría pero acogedora Huesca para contar a 300 periodistas y allegados cómo están las cosas y alumbrar un poco el futuro de los medios. Uno podría recuperar una crónica de una edición pasada y hacer copy & paste cambiando las fechas y nadie lo notaría demasiado. La organización fue como siempre impecable, pero no se avanzó demasiado; el horizonte sigue despejado. Despejado (para bien) porque es límpido, virgen y todo está por hacer, inventar, descubrir... y eso siempre es interesante. Y despejado (para mal) porque año tras año se escucha lo mismo: nadie sabe muy bien a dónde vamos. Caminamos al horizonte y el horizonte se retrasa unos pasos. ¿O no caminamos?

    En las conclusiones del Congreso escuchamos la misma incertidumbre presente ya hace un lustro. "La diversidad de soluciones.... es un síntoma de inmadurez del medio. Nadie puede decir qué va a ocurrir dentro de unos años". Además, el Congreso fue menos digital que nunca, hasta el punto que se comentó que esa coletilla sobra, pues "todos, digitales y analógicos, somos periodistas", e incluso porque el periodismo digital, en España, no existe. Hablaron, por ejemplo, los directores de los informativos de las principales cadenas de televisión en España. Y sólo hablaron de dinero; nada de periodismo y menos de Internet. Se ofendieron cuando se apuntó que algo iba mal si los jefes de los telediarios hablaban sólo de pasta; e hicieron mutis cuando les preguntaron por su estrategia en la Red. De nuevo, flotó la precariedad del profesional del medio digital y el aire de superioridad de la prensa tradicional, que "observa al nuevo medio con recelo". Sin embargo, "nadie duda de que el futuro es digital", aunque "mientras ese futuro se construye, los que hoy trabajan en él están peor pagados y valorados que sus colegas de la vieja escuela". Pues eso: seguimos construyendo, seguimos siendo el futuro y nos siguen tratando mal.

    Claro que si uno echa una mirada a las cifras entiende que los periodistas hayan clavado su silla en la redacción y miren a la nueva hornada y los nuevos medios con pavor. El periodismo, empujado últimamente por Letizia, está de moda: "33.000 personas estudian periodismo en las facultades españolas y cada año intentan acceder al mercado laboral 5.000 nuevos licenciados". ¿Y cuántos caben?: "Se calcula que hay 25.000 profesionales en activo, de los cuales 1.500 desarrollan su trabajo en Internet. Eso sí, la tercera parte de los profesionales de Internet no tienen siquiera un contrato laboral". Peor imposible. Victoria Prego, tras reconocer su escaso conocimiento de Internet, esbozó un panorama desolador, de periodistas sumisos, sin criterio propio, que bailan al son del poder (del económico, frente al que el poder político da hasta un poco de lástima). Y alentó a los asistentes a una revolución no violenta en la que el profesional debe combatir la manipulación con valor, honestidad y defensa del criterio propio. Lo que no contó Prego es cómo lucha por esa independencia, perdida en los tiempo de la Transición, desde la subdirección del El Mundo.

    Sin embargo, la cruda realidad no es capaz de acabar con el optimismo. Es posible vivir de la Red —"al menos, si se logra una publicidad adaptada al nuevo soporte y si pueden venderse servicios especializados"— y ya "basta de lloriquear", se oyó decir al director de elmundo.es, poniendo como ejemplo a ellos mismos, que cuentan con una numerosa redacción propia, ganan dinero y se divierten. Arriba ese espíritu, que "2005 es el año de la publicidad en Internet" y es hora de que las agencias superen su desconfianza. Por tanto, todos coinciden en que el periodismo, el periodismo online y los periodistas podrían estar bastante mejor, pero también la mayoría ve una luz al final del túnel. Ojo, si ves una luz al final del túnel es que estás muerto. Más

    Hay vida más allá de Google y Yahoo!

    Camino de la Googlezon, los sitios web viven por y para el rey de los buscadores. Sobrevivir pasa por estar en la primera página de resultados de Google. Los internautas resuelven el 80% de sus pesquisas entre Google y Yahoo!, dejando de momento de lado los grandes esfuerzos de Microsoft por hacerse un hueco en este negocio. Su supremacía es tal que parece que no hay nada más ahí fuera. Nada más lejos de la realidad. Existen decenas de buscadores que tratan de abrirse paso ofreciendo un punto de originalidad: nuevas fórmulas para hacer las búsquedas y presentar los resultados que consigan llamar la atención del Internauta. Porque, dada la superabundancia de información, es importante indexar muchas páginas (como hace Google), pero lo es mucho más conseguir unos resultados de calidad. Ahí están Clusty (de Vivísimo), A9.com de Amazon o el renovado Ask Jeeves, aportando organización y personalización, y otros como LookSmart, Snap, Kartoo, Dogpile... apostando por metabúsquedas, presentación visual o presencia en el escritorio. Pero por el momento, los dos grandes barren tanto en la web como en cada nuevo territorio en el que se adentran. Así, Google Desktop Search ha provocado el nuevo buscador de disco duro de Yahoo! y nos ha recordado que existían ingenios como X1, Copernic, HotBot Desktop o Blinkx, que ya no usaremos. Igual que Froogle llegó para marginar a clásicos como Shopping.com o Bizrate. Lo último es adentrarse en el mundo de la televisión donde, sin que sirva de precedente, Yahoo! Video Search (que lanzó su buscador de archivos de vídeo al mismo tiempo que Blinkx) se adelantó al recién estrenado Google Video. La verdad es que Yahoo! lo tenía fácil, porque Altavista (que ahora es suyo) ya buscaba mpeg, AVI, WMA, Real y Quicktime desde hace años. Pero no nos habíamos enterado. >>Leer

    100 días de Creative Commons en España

    El pasado l 1 de octubre pasado se presentaron en Barcelona las licencias Creative Commons adaptadas a la legislación de derecho de autor española, en castellano y catalán. Tres meses más tarde, escrtitores, editoriales, músicos, discográficas, universidades y bloggers españoles ya usan licencias cc-es para proteger sus obras a la vez que las comparten. Porque es verdad que estas licencias copyleft reescriben el concepto de propiedad intelectual, pero no nacen para abolir el copyright, sino para facilitar la difusión de la producción artística ofreciendo un marco legal en el que el autor sea dueño de su obra y la proteja mucho, poco o nada. Hay quien opina que liberar las obras del yugo de los derechos de autor actuales es un suicidio económico; y hay quien asegura que es una mera cuestión de supervivencia en la economía de la atención: permitir copiar el original citando al autor dota a la obra de visibilidad en medio de la superabundancia de contenidos. Para conmemorar los 100 días de vida de Creative Commons en España, el pasado lunes se celebraron en Madrid un par de actos, con la presencia estelar de Cory Doctorow, novelista, blogger y Coordinador para Asuntos Europeos de la Electronic Frontier Foundation. El título de la charla del co-editor del popular Boing Boing se explica sólo "De cómo los derechos de autor deberían cambiar para ajustarse a la tecnología, o ¿Desde cuando es buena idea dejar que las discográficas diseñen los tocadiscos?, o Cómo arreglar los derechos de autor y salvar la Internet, a la Sociedad Civil y a la mayor biblioteca de la historia". Deseamos que las cc cumplan 100 años y que el copyright no lo vea. Más

    Menos mal que nos queda... Polonia

    Polonia se ha convertido en el bastión de la UE contra el sinsentido. Por segunda vez ha frenado la aprobación de la polémica directiva sobre patentes de software. Hace dos meses, el subsecretario de Ciencia y Nuevas Tecnologías de Polonia, Wlodzimierz Marcinski, señaló que su país no retiraba el apoyo a la directiva, pero pedía tiempo para estudiarla y asegurarse de que se protege la invención pero se deja fuera el código de los programas informáticos. De nuevo, la representación polaca ha mostrado sus dudas sobre el texto y quiere más tiempo para analizarla al detalle, no vaya a ser que al final acabemos como Estados Unidos. Hay que estar atentos para que no traten de colárnosla como la última vez, sin la menor vergüenza. Una vez más, ¡Gracias, Polonia! Más

    Microsoft da por perdido el primer round

    El pasado diciembre Microsoft no consiguió retrasar la aplicación de las sanciones impuestas por la Comisión Europea. Ahora ha decido no recurrir la sentencia y comprometerse a una "completa y rápida aplicación de la misma". En Román Paladino significa que en las "próximas semanas" Europa tendrá una versión de Windows sin el Media Player integrado. Pero Microsoft no ha tirado definitivamente la toalla, ni mucho menos. Seguirá apelando en el proceso principal, donde comparece por abuso de posición dominante y tiene que afrontar una sanción económica de casi 500 millones de euros. Quizá este paso atrás de Microsoft sea para demostrar sus buenas intenciones y ablandar los corazones de los comisarios de la UE, para ver si le dejan dar luego otros dos pasos hacia delante. Más

    Google no frena

    Tras lanzar el prototipo de su buscador de programas de televisión, Google ha echado un poco de leña para calentar los ya viejos rumores que apuntan a que más temprano que tarde tendremos un navegador Google. Ben Goodger, uno de los programadores estrella del navegador de moda, Firefox, anunció en su weblog que desde el 10 de enero su sueldo ya no viene de Mozilla Foundation. Ahora le paga Google, Inc., aunque asegura que seguirá trabajando en las futuras versiones de Firefox. El nuevo fichaje, que sigue a la contratación de ex miembros del equipo de Internet Explorer y del registro de los dominios gbrowser.com, .net y .org, resta credibilidad a ambas partes: tanto Mozilla como Sergey Brin y Larry Page han negado la existencia de planes para un nuevo navegador Google, a pesar de que son buenos amigos. Más

    enero 14, 2005

    Aquí no pasa nada

    Torres más altas han caído... se dice al atisbar el final de algo grande, cotidiano, que parecía imperecedero. Luego cae, y en unos años se olvida. El de la fábrica de hielo le dijo al de las neveras que su invento no podía ser; tanta gente vivía de fabricar y repartir hielos. Mirando las cosas a corto plazo, esos años que son o rodean el presente, no es fácil ver lo que se avecina ni atisbar que lo imprescindible hoy será cadáver mañana. No pensaban los que alimentaban a paladas de carbón la máquina de vapor.... en el AVE. No imaginaban el email los telegrafistas, ni pensaban en Gutenberg los monjes copistas. A pesar de las contundentes lecciones de la historia, que esencialmente nos cuentan que el tiempo (los hombres, las gestas, los inventos, la tecnología...) pasa inexorablemente, en cada época hay un dinosaurio que no se resigna al meteorito que le ha caído encima. Pero el tiempo pasa y con él las cosas de ese tiempo, superadas (en ellos estamos) por algo mejor. Y aquí no pasa nada.

    Así es posible que emporios industriales que (casi) mueven el mundo de hoy sean pronto polvo en la historia. Y que el padre le diga al hijo que, te lo juro, una vez hubo intermediarios que vivían del copyright. Y es natural que las especies en extinción sean gatos panza arriba. Quizá lo antinatural sea que hayan acumulado tanto poder durante tanto tiempo que su transición hacia su inevitable extinción —o hacia la superación o perfeccionamiento de un modelo— provoque tanto retraso, tanto daño colateral. Como la adolescente pidiendo perdón y pagando multas por descargar música de Internet. Quizá el problema actual es que la Red aporta una velocidad inusitada a los cambios llamados paradigmáticos, esos que van más allá de la superficie, de la apariencia de las cosas, y barren las raíces. Y plantan árboles nuevos. La pregunta es: ¿para bien o par mal? O: ¿A quien le importa? ¿A quién beneficia y perjudica? Desde luego que si las cosas cambian para mal, si el perjudicado es la gente (soy yo), el grito en el cielo no se oiría desde la RIAA, MPAA, SGAE, ETC. Nadie quiere el mal para músicos, artistas, periódicos, discográficas, estrellas de Hollywood. Pero no es razonable que su bienestar sea tan equidistante al del resto, su público.

    Sobre los ‘modelos de negocio tradicional’ (¿a cuánto se remonta la tradición?) se cierne un tsunami que no pararán los abogados ni las amenazas. Han visto retirarse el mar —la gente en este caso, que se escapa, dispersa, a su control— pero van y levantan un dique en lugar entender el fenómeno, buscar otra altura. Ya nadie duda de que lo digital e Internet han cambiado la música (ahora se consume más que nunca). Pocos cuestionan que la segunda ola, más ancha, arrasará el cine (para bien, seguro). Y que, a la postre, todas las barreras sobre la cultura y la información caerán en dominó para el bien común. ¿Por qué no para el de las empresas? Las últimas en preguntarse "pero qué diablos pasa aquí" han sido los editores de enciclopedias, que han visto como un engendro libre y colectivo quiere reemplazar su saber ancestral. Que no, que no es eso; si alguien cree que ellos son más de fiar y lo hacen mejor que nadie, seguirán cobrando por sus tomos. La Wikipedia no pretende ser una alternativa, ni su millón de artículos una amenaza. Pero déjenla brotar en paz. Y si al final sale bonita y acaba con kilos sobre las estanterías, pues... no pasa nada. Más

    Los medios de comunicación, en general, deberían coger la ola (que también es suya), en vez de pertrecharse para combatirla. Dicen las encuestas (la última de Gallup en EEUU) que Internet es el único medio informativo (una de sus patas) que crece en audiencia, frente a las caídas de periódicos, radio y televisión. Es obvio, ¿no?: ha habido que hacer un sitio a un alumno nuevo en la clase. Pero si además de eso va la Red y los espabila, los cambia e incluso los barre, será sólo porque lo hace mejor. O como a la gente le gusta, que es lo importante. Y, una vez más: aquí no pasa nada. Más

    Yahoo! no encuentra nada nuevo

    Todo el mundo sabía que venía, pero ahora ya está aquí: Yahoo! Desktop Search (en beta). La cruenta guerra de los buscadores se libra ahora en el terreno más cercano al usuario, el escritorio, donde pueden avanzar hacia nuevos territorios. Es curioso que existiendo poderosos ingenios como X1 o Copernic, la gente se resignase a no encontrar nada en su disco duro o echarle unas horas para localizar un email. Tuvo que ser Google el que abriese la brecha con su Desktop Search para que Microsoft acelerase la maquinaria y para que Yahoo! cumpliera su promesa. Así a bote pronto, desktop.yahoo.com se parece demasiado a desktop.google.com. Yahoo! dice que su buscador de escritorio localiza 200 tipos archivos (¿hay tantos?), pero de los importantes sólo añade a los anunciados por Google ‘PDF’, ‘Music’ e ‘Images’ (y falta el historial del messenger), de los que Google Desktop no se jacta pero sin embargo encuentra. A la vez, todo de lo que carece el buscador de Google falta en Yahoo!: o eres de Microsoft o no encontrarás nada (no busca mensajes ni páginas web visitadas, busca en Outlook y en Explorer). Apostamos a que el buscador para el disco duro es muy bueno, pues es de Yahoo! y con la tecnología del X1 de Idealab. ¿será mejor que el de Google? (eso dicen algunos de los que lo han catado, que encuentra muchos más archivos...) Pues habrá que probarlo, pero en principio llega un poco más tarde: ya hay otro instalado. Más

    Lo bueno, si fácil, dos veces bueno

    A la tecnología se la supone un aliado para facilitarnos la vida. En las empresas, para automatizar procesos, ser más competitivas, ahorrar costes, etc. Sin embargo, la expansión tecnológica en la actualidad encuentra una fuerte resistencia en la complejidad de los sistemas, cada vez más arduos para el común de los usuarios. Hasta el punto de que todo el mundo acepta que el ordenador no responda a las órdenes o se cuelgue de vez en cuando; asumimos que el 90% de su funcionamiento se escapa a nuestra comprensión. El coste de este mundo esotérico para las empresas es brutal: hace quince años dedicaban un 75% del presupuesto tecnológico a la compra de equipos nuevos y sólo la cuarta parte a su sencillo mantenimiento; ahora, las cifras se han invertido: el 75% del presupuesto se lo lleva conseguir que todo funcione correctamente, dejando sólo una cuarta parte para las compras. Estos datos de IDC se completan con otros de Standish Group, que asegura que el 66% de los proyectos de tecnología se retrasa o fracasa debido a las dificultades de implantación, o de Gartner: un vendedor equipado con un portátil cuesta 4.400 dólares al año en soporte informático. Así, uno de los grandes retos de la industria tecnológica pasa por la simplificación; ponerse del lado del usuario en lugar de hacerle la vida más complicada. Más

    Televisión de bolsillo

    Hace décadas se pusieron de moda los mini-televisores, que eran muy fardones pero tenían un ligero inconveniente: no se veía nada. Pero la tecnología ha evolucionado mucho. Por un lado el plasma lleva a ampliar el salón para que quepa la pantalla, y por otro se piensa en llevar la televisión al móvil, ese pequeño dispositivo que antes servía para llamar y que pronto nos sustituirá por completo. Por supuesto, no se piensa en ver Alejandro Magno en el celular, sino en crear formatos televisivos a la pantalla que ya usan los SMS, MMS, el email, los juegos... La Fox ya se ha puesto en contacto con actores bajitos y, para la programación infantil, ha pensado en centrarse en Los Pitufos y David el Gnomo. Esto es broma, claro. La verdad es que la cadena estadounidense se ha aliado con Vodafone y piensa en formatos adaptados a la pantalla móvil (mini-series, mucho primer plano, etc.) para un mercado en el que ya anda gente como MobiTV, que asegura contar con 100.000 clientes. El vídeo para el móvil mueve unos escuetos 32,7 millones de dólares, pero se le augura un futuro de 1.900 millones en sólo tres años. Pues nada: los próximos móviles vendrán con botón de zapping. Más

    Videojuegos para sudar

    Cuenta la CNN que en el CES de Las Vegas las empresas de electrónica de consumo han dedicado parte de su esfuerzo a expurgar su parte de culpa por el exceso de peso que asola a la población de EEUU. Los grandes televisores y los videojuegos están muy unidos a la cultura de la cerveza, la hamburguesa y la pizza (que se puede encargar con el mando a distancia de la tele). Pero aunque no es nuevo (ya hay aparatos de gimnasio para competir mientras se pedalea con la estática y muchos videojuegos en los que hay que bailar o dar patadas), el maridaje entre videojuego y ejercicio (exergaming o exertainment) comienza a pegar fuerte. Pues eso, que en lugar de aferrarse a los mandos sentado en el sillón, habrá que sudar la camiseta en la cancha de la Xbox o la Play Station. A ver si además sirve para quitar a lo videojuegos el estigma de engendro perniciosos que inculca comportamientos sexitas y violentos a la juventud. Más

    El blog del jefe

    El penúltimo en apuntarse al creciente fenómeno blog, en su vertiente corporativa, ha sido General Motors. Para dar ejemplo, el presidente del gigante del automóvil, Bob Lutz, ha comenzado con Fastlane, un sitio donde "intercambiar puntos de vista y recibir nuevas ideas". En el primer post Lutz cuenta que después de años de leer las publicaciones sobre automóviles, ha decidido dar un paso al frente porque "en la era de Internet todo el mundo puede ser periodista". Uf. Lo cierto es que los blogs son un medio excelente para la comunicación dentro de la empresa y con los clientes. Más

    enero 07, 2005

    Internet, una década después

    Resulta algo desalentador comprobar que la palabra más buscada en 2004 en Google (en España) sea "el mundo" (seguida de "renfe"); no deja en muy buen sitio la pericia de los internautas. Tampoco dicen gran cosa sobra su altura intelectual las búsquedas de noticias, con "real madrid" "alejandro sanz" y "boda real" en el podio ("irak" viene el cuarto). Flaco consuelo el de las búsquedas más populares en todo el mundo: "britney spears", "paris hilton", "christina aguilera", "pamela anderson"… Cielos constelados. Corramos un estúpido velo sobre el Zeitgeist de Google para decir que Internet ha madurado en los últimos años, y los internautas también. Internet ha crecido, ha evolucionado y ha cambiado el mundo.

    La semilla de la World Wide Web se plantó en 1989. Cinco años después, hace una década, comenzó su eclosión. Ya hay más de 800 millones de internautas que emplean cada vez más la Red para comunicarse e informarse. En el año que nos acaba de dejar, la Red ha continuado creciendo, quizá a menor ritmo de lo que algunos esperaban tras su espectacular arranque, pero sigue hacia arriba a pesar del tremendo batacazo que supuso el reventón de la burbuja que, a la postre, puso un poco las cosas en su sitio. Como con cada año que se acaba, los medios no han escatimado repasos de 2004, que aunque se pierden en los especiales de papel siguen online para quien quiera recordar lo más importante que pasó según CNN, BBC, El Mundo, Prisa, La Vanguardia… Por su puesto, el mundo de la tecnología ha hecho su propio examen, (CNET, Vnunet, etc.), a la vez que la lista de deseos y predicciones, algunas de cajón. No falta la relación de los gadgets que han marcado 2004 (año de la iPod) ni la habitual lista negra, que cada año recuerda los nombres de los virus y otras plagas que más nos han tocado las narices. Más

    Si hay que resumir Internet 2004 en un par de palabras, ahí van: Google, abriendo una nueva brecha cada día, y los weblogs, que han pasado de grupo de hormiguitas a marabunta con gran presencia/influencia entre los medios y el público. Ambas palabras se unen en Blogger, el sistema de gestión de blogs con el que Google hará "algo grande" en 2005, el año de la rima. La industria de los medios, protagonista de algunas malas noticias a lo largo del año pasado, sigue debatiendo el papel de Internet, quién puede decir qué y cómo, con bloggers y periodistas más a la gresca que tratando de aprender unos de otros. Lo cierto es que Internet se está convirtiendo en la primera fuente de información para los ciudadanos, asegura la Online Publisher Association (OPA).

    Veremos que es lo que ocurre de verdad en 2005, un año que salvo debacle continuará la buena tendencia de 2004, marcada por el crecimiento de la banda ancha (con lo que arrastra: música, multimedia, nuevos servicios…), el renacer de la publicidad online y el buen ánimo del capital riesgo, tanto tiempo adormecido. En el sector, las grandes empresas se han hecho más grandes, y no han parado las fusiones y compras (Oracle-PeopleSoft, Veritas-Symantec…). El optimismo sólo se nubla con la sombra de la burbuja y el temor a una versión 2.0, nacido con la OPV de Google. Cierto es que a Yahoo!, eBay o el propio Google hay que ponerles tres cifras para sacarles el PER (su precio en bolsa supera en más de 100 veces a sus beneficios). Pero ya nos es tiempo de dudar de la solidez de estos gigantes, ¿o sí? Más bien, las sospechas vuelven cuando algunas empresas que todavía no han demostrado nada se disparan cerca de un 1.000% en un año. Un poco de prudencia… y feliz año. Más

    De Google a Googlezon

    Cuenta la leyenda que Andy Bechtolsheim no esperó a conocer todos los detalles sobre el invento que Sergey Brin y Lawrence Page tenían entre manos; el fundador de Sun les extendió un cheque de 100.000 dólares a nombre de Google Inc., empresa que todavía no existía (y que nació para ingresar el cheque). Desde entonces, Google ha protagonizado una carrera meteórica para convertirse en el mejor buscador, la marca más conocida y en todo un fenómeno social. Lejos todavía de morir de éxito, Google ha ido abarcando rápidamente nuevos territorios, situando su nombre bien alto en blogs, redes sociales, correo-web, gestión de imágenes… y buscando más allá de la web con ingenios como Google Desktop o Google Print. Más

    Al margen del Gordo que le ha tocado con la salida a bolsa, Google sigue dependiendo de la popularidad de su tecnología de búsqueda, que se traduce en dinero con la publicidad en los resultados. Con su filosofía intacta (tanto te enlazan tanto vales), su Page Rank ha tenido que ir mejorando para adaptarse a su éxito, que provoca una competición de artimañas para subir puestos. Ese fraude actúa también sobre los anuncios —"la mayor amenaza para la economía Internet", según George Reyes CFO de Google—, donde la lluvia de clics sobre los Google Ads para embolsarse unas perras o para fastidiar a la competencia es moneda común. Más

    El caso es que Google, junto a todos los grandes que responden a sus movimientos para no perder comba, marca las pautas del devenir de la Red. El futuro (ya presente) de la superabundancia de información es de los buscadores o filtros. ¿Qué pasará con lo medios tradicionales? ¿Sobrevivirán en la Googlezon? 2004 fue el año en que todo comenzó…

    Opera en río revuelto

    Firefox ha hecho despertar a los internautas: un mundo sin Explorer es posible. Y más que posible: puede ser mejor (o por lo menos sin tantos agujeros). El navegador de Mozilla prosigue su marcha hacia las 10 millones de descargas desde el lanzamiento de la versión 1.0 (9 de noviembre); una marcha formada en gran medida por antiguos usuarios del navegador de Microsoft. En este despertar de los navegadores vuelve a sonar Opera, la empresa noruega que se mantiene como una de las pocas e irrisoria (por su tamaño en el mercado) alternativa al Explorer. Bien es verdad que el enjuto trozo de tarta que deja Microsoft cae ahora del lado de la Fundación Mozilla en detrimento de Opera. Pero también lo es que con los ojos nuevamente abiertos, los internautas empiezan a explorar otros browsers. Pero para que la Opera suene bien tiene que hacer más ruido, y en ello está. Opera, digámoslo ya, es un navegador tan bueno o mejor que Firefox (lo que quiere decir que da varias vueltas al Explorer); y su lastre ha sido el mismo que el de éste: una web hecha la medida de las últimas versiones de Explorer. Innovador en el campo de los mini-browsers, para navegar desde pequeños dispositivos portátiles (móviles, PDAs, desde el coche, etc.), Opera ha sacado una nueva beta con novedades como la navegación por voz o soporte para Gmail y RSS. Pues ahora que estamos en ello, habrá que probarla. Más

    eBay le da el pasaporte a Microsoft

    Microsoft y su Windows siguen metiendo con calzador su Passport (ahora parte de su estrategia .NET), ese bonito sistema all in one que nos dotará de una identidad única en la Red y nos facilitará la tarea de gestionar múltiples suscripciones y servicios. Sus servicios, claro; es un pasaporte para meternos dentro de su redil. El Passport nació con pretensiones de guardián universal de la seguridad online, pero pronto chocó con las serias amenazas para la privacidad que suponía el almacén de tantos datos confidenciales en unas solas (y privadas) manos. Passport cerró su servicio de compra rápida y quedó limitado a un sistema de autenticación; un nombre de usuario y contraseña que sirve para acceder a los sitios web de Microsoft, que sobrevive gracias a lo millones de usuario de MSN y Hotmail. Porque los grandes ya le han dado la espalda; primero fue Monster y ahora ha sido eBay, que cancela el servicio de Microsoft por el escaso éxito y los problemas de seguridad. La idea en sí no es diabólica: un estándar de identificación que permita navegar sin arrastrar decenas de contraseñas y meter un montón de datos cada vez que se hace una compra. Pero mejor que se encargue de eso la Liberty Alliance, respaldada por más de 160 empresas, organizaciones gubernamentales y ONGs. Da bastante más confianza. Más

    Ayuntamientos sin barrer

    En el Siglo del Conocimiento habitado por la Sociedad de la Información, donde todo está conectado a la Red… en España la casa sigue sin barrer. Palabras ya no faltan, pero hechos faltan muchos. El ciudadano sigue acudiendo a Internet y se encuentra demasiadas veces con la puerta cerrada. La Administración Electrónica, en mayúsculas en los ya numerosos planes .es, sigue siendo una entelequia. Otro de los implacables estudios de Consumer.es suspende a las páginas web de los ayuntamientos españoles: "Difíciles de usar, información escasa e imposibilidad de trámites online"…, el 40% no respondió a las preguntas por enviadas por email. Salvo honrosas excepciones (Madrid, Valencia, Valladolid y Castellón son excelentes), a los gobiernos municipales todavía les queda un gran esfuerzo para sacar verdadero partido a Internet. Y para dejar que lo saquemos nosotros.. Más

    Internet no sabe guardar un secreto

    Aunque algunos persisten en la idea de colocar puertas al campo y candados a la información en la Red, todo aquello que se convierte en bits acaba volando por el mundo con una facilidad y velocidad pasmosas. Si no quiere que se sepa, mejor manténgalo lejos de la Red. Y no hace falta estar online para que los secretos mejor guardados se dispersen. Internet está poblado de bloggers sin escrúpulos capaces de compartir cualquier descubrimiento. El penúltimo ejemplo nos lo ofrece cockeyed.com, que le cuenta al mundo como interpretar los códigos de las etiquetas de los supermercados para saber lo que ganan con la venta de cada producto (a qué precio lo han adquirido, vaya). Y claro, la noticia la recoge un agregador de enlaces, rebota (Boing Boing) hasta llegar al blog de Business 2.0 y terminar en sitios como Baquía (y seguir rebotando). Más

    Vivir del pingüino

    Ya no hace falta repetir que no es lo mismo software libre que software gratuito, aunque sea cierto que las empresas ‘linuxeras’ tengan que dar una vuelta de turca al modelo de negocio para vivir de los programas de código fuente abierto, confiando en el empaquetado del producto, soporte técnico, integración de sistemas, documentación, etc. La migración a un entorno open source libre de licencias onerosas es ya un hecho entre empresas grandes y pequeñas, que necesitan de especialistas para que la transición no se convierta en un calvario. Por eso, los consultores de software que dominan Linux tienen abierto un nicho de mercado creciente, ahíto de oportunidades. Consultor, pásate a Linux. Más

    Microsoft contra los parásitos

    Bill Gates nos prometió una Red libre de spam para 2006. Pero desde que hizo tal promesa, hace ahora un año, no hemos visto demasiados avances. Lo que realmente avanza es la porquería en el buzón de correo electrónico, unida a otras pestes como los virus y el software espía. Microsoft acaba de dar un paso para seguir las directrices de su líder, a la vez que para poner una pica en el negocio del combate al spyware y el correo basura. Ya tenía su estrategia contra lo espías, que ahora ha materializado con la compra de Giant, especialista en spyware, spam y privacidad. Aquél que tenga un ‘Windows genuino’ ya puede probar la beta del Microsoft Windows AntiSpyware. Más

    diciembre 17, 2004

    PeopleSoft ya es de Oracle, por fin

    Se acabó el culebrón que ha durado 18 meses, con capítulos dignos de la sobremesa de un lunes. Larry Ellison se ha salido, por fin, con la suya; su empresa sólo deberá mirar hacia arriba para mirar a SAP. Con el trabajo finiquitado y en pleno ataque de euforia, el piloto de Oracle reconoce que nunca se le había pasado por la cabeza que la aprobación de la OPA lanzada contra PeopleSoft en junio de 2003 se convirtiese en tan larga e intensa batalla. Que nos lo diga a nosotros... La cuestión es que, meses más meses menos, la operación se ha cerrado de forma bastante favorable para PeopleSoft: Oracle pagará 26,5 dólares por cada acción, un 75% más de lo propuesto en su primera oferta, que la junta de administración de PeopleSoft consideró como un insulto. Al final la compra se ha cerrado por 10.300 millones de dólares, permitiendo que Oracle pase del tercer al segundo puesto en el ranking mundial de compañías de software de gestión empresarial, sólo por detrás de la alemana SAP (¿Se conformará Ellison con ser el segundo?). Según los primeros cálculos, la nueva empresa contará con una plantilla de 53.800 trabajadores y una cartera de 22.750 clientes, 12.800 provenientes de PeopleSoft. Esos clientes han sido clave: Oracle quiso dejar un claro mensaje de continuidad a los clientes de PeopleSoft para que el complicado periodo de transición no provoque una espantada hacia SAP u otros.

    El acuerdo, en fin, cierra un tremendo rifirrafe que teóricamente debería haber continuado en los tribunales el mismo día en el que se firmó el acuerdo. Allí, los abogados de PeopleSoft tenían previsto presentar su enésimo argumento en contra de la OPA hostil. Visto de forma retrospectiva, la adquisición se cierra después de que Oracle-Ellison haya variado cinco veces el precio de su oferta, se hayan celebrado tres vistas en los tribunales y se haya convencido en dos ocasiones a los reguladores de la competencia: una en el departamento de justicia de EEUU y otra a la UE, de los que recibió luz verde para cerrar la operación. En este año y medio Peoplesoft ha perdido fuelle –1.000 millones en ventas– y personal: su consejero delegado, Craig Conway, fue despedido fulminantemente por no generar la suficiente confianza entre el equipo directivo. Una vez zanjados los desacuerdos, el nuevo retoño debe ponerse a trabajar para rebañar cuota de mercado al que es, desde ya, su principal competidor: SAP. El gigante alemán controla un 39% del mercado mundial por venta de licencias, mientras Oracle y Peoplesoft se quedan con el 25%. Larry Ellison deberá demostrar que sí, que realmente la espera, las peleas y el dinero invertido, merecen la pena. Más

    Vivir del blog (y II)

    Recientemente, hablando de la publicidad y los blogs, dejábamos caer que no son lo mismo los blogs personales que los que nacen como negocio. Los primeros, por qué no, pueden tratar de sacar unas perras de publicidad para pagarse alojamiento y conexión (difícilmente la dedicación), aunque a algunos les parezca una perversión. Pero hay otros entre los cerca de 5 millones que configuran la blogosfera que apuestan fuerte desde su creación; no es que tienten a la publicidad y si cuela, cuela, es que existen para ganar dinero. Frente a las predicciones que aseguran que su valor real está en el uso que le den los medios establecidos para mantener sus audiencias, pero que de dinero para los weblogs ‘puros’ nada de nada, hay empresas que se empecinan en demostrar lo contrario. Empresas, sí; ellas mismas no dudan en llamarse blog companies. Las dos más representativas son Weblogs Inc. (de Jason Calacanis) y Gawker (de Nick Denton), que actúan como una incubadora —palabra digna de otros tiempos— de blogs de nicho. Con periodistas especializados al mando de sus blogs, Weblogs Inc. y Gawker gestionan la publicidad para que los autores se dediquen a lo suyo: escribir. ¿Con independencia? Pues esa es la idea, que la lacra de la prensa tradicional no arrastre al los blogs, ni siquiera en experimentos como Jalopnik (de Gawker), patrocinado en exclusiva por Audi. Nada que objetar, en tanto no llegue día (cercano, si no ha llegado ya) en que primero sea el anuncio y después el weblog: "¿Qué blog hacemos para esta campaña?" Entonces será hora de buscar otro nombre para el nuevo invento y no contaminar la blogosfera.

    Calacanis sostiene que para unirse al club de los weblogs lucrativos hay que partir de 250.000 páginas vistas al mes. Pues puede ser, pero quien quiera, pues nada cuesta, puede apuntarse al AdSense de Google o a Blogads por si cae algo. Aquellos que escriban por amor al arte (o a sí mismos), pues muchas gracias, de veras; y a los que coloquen anuncios, pues mucha suerte, también de veras. Lo importante es tener algo que contar o vender: montar un buen blog, dejar que madure y cuando tengamos la audiencia, ya veremos. El caso es que los weblogs ya hacen un ruido tremendo y pronto llegarán las nueces: cuando el río suena... Cuando el río suena aparecen los cazadores y los buitres para intentar sacar tajada. Si en Estados Unidos ya hay empresas que pueden jurar que viven de los blogs y son rentables o casi, en España calculamos con optimismo que los anunciantes tardarán sólo un año.. en enterarse de qué es un weblog. En otros dos terminará la fase de desprecio y quizá en el cuarto (2009) tomen la arriesgada decisión de anunciarse en alguna bitácora que haya alcanzado el millón de visitas mensuales. Hay que ser optimistas. Más

    R$$: el dinero detrás de los feeds

    La blogosfera utiliza masivamente RSS para difundir sus contenidos. Really Simple Syndication o Rich Site Summary no es más que un sistema para que los editores distribuyan sus titulares entre los lectores interesados; los feed RSS son un listado de las entradas más recientes (titulares, entradillas o textos completos) con el enlace al original, accesibles gracias a los lectores de RSS, en su versión online (tal que Bloglines) o en programa (tipo Feedreader o FeedDemon). Y claro, ya que estamos en la vorágine de la publicidad en los blogs, ¿qué tal colar anuncios a través de RSS? Como quiera que además de los weblogs centenares de medios, grandes (NYT.com, WSJ.com, Yahoo!, CNET...) y no tanto, ya se han apuntado a sindicar sus contenidos, no podía tardar en llegar la idea de monetizar el ‘esfuerzo’. Pero, como cuenta Wired, no han sido los medios tradicionales los que han espabilado primero. Los arriba mentados Weblogs Inc. y Gawker y otros como Feedster ya han incorporado anuncios al RSS, y gestores de publicidad online como Overture (de Yahoo!) están pensando cómo hacerlo.

    RSS ayuda al internauta a filtrar el torrente de información que produce la Red a diario, y su utilidad y gran aceptación no debe pasar desapercibida para los anunciantes. Al igual que las alertas por email, el público del los feeds RSS es muy atractivo: cada uno recibe lo que quiere y los temas pueden ser muy especializados. Si parece inevitable que entre los titulares de los lectores de RSS nos caiga algún anuncio, debería ser absolutamente evitable que la publicidad siga los pasos con que se inició en la Red, con gran aparato de engendros intrusivos. Anunciarse, sí pero sin molestar. Más

    Todos a buscar en las tripas del PC

    Como estaba cantado, Yahoo! tardará bien poco en seguir los pasos de Google hacia las entrañas del ordenador. A fin de cuentas, ambos dos se dedican a las búsquedas, así que ¿por que limitarse a Internet? Google abrió con el caballo (Desktop Search), movimiento quizá un poco precipitado pero que le permitió tomar la delantera. Y mientras Microsoft seguía dudando entre la apertura española y el Gambito de Dama, Yahoo! movía su peón y compraba la tecnología de búsqueda de Stata Labs. Con su Longhorn y el gestor de archivos WinFS todavía en la caja, a Microsoft le toca ahora la defensa siciliana, para la que ha puesto a prueba su MSN Toolbar Suite. Es el turno de Yahoo!, que se apoyará en la casilla X1 de IdeaLab, para lanzar su propio motor de búsqueda de escritorio el año que viene (dentro de un mes, vaya). Recordemos que en la casilla A9 está el buscador de Amazon, que también promete llevar las búsquedas más allá de Internet, y por ahí anda el líder en las partidas profesionales, Copernic. Mientras las piezas se reparten por el tablero para ver quien encuentra hasta el último archivo del escritorio, Google sigue a lo suyo, lanzando una iniciativa tras otra. La última, digitalizar las bibliotecas de cinco de las universidades más importantes del mundo. Casi ná... Más

    Piel de serpiente

    Los spammers son tan venenosos como las serpientes y mudan de piel más a menudo que los reptiles de lengua bífida. Ora te mandan un correo desde las Maldivas para colocarte un alargamiento o reoponerte la Viagra a precio de saldo, ora otro desde Kazajstán ulterior para que te forres sin salir de casi haciendo nada. Son difíciles de cazar. Lo peor que puede hacer un internauta para frenar el bombardeo de basura es darse de baja, como demostró un periodista de Salon que se metió en la piel de un spammer. Consiguió que BlackMarketMoney.com le contratase para enviar spam bajo su cuerda, lo que le reportaría un 40% sobre cada venta que realizase gracias al envío masivo de mensajes. Para empezar a trabajar, la empresa espameadora, caigan todos los males del infierno sobre ella, le dio acceso a las 500.000 direcciones de correo "buenas" de potenciales clientes. Eran buenas porque detrás de cada una había un incauto que había pinchado el enlace ese que promete que nadie te molestará más. Nada más lejos de la realidad, quien pinche tal vínculo debe saber que queda automáticamente fichado como objetivo a hostigar. Entre las direcciones de la víctimas había algunas de empresas, como HP y Microsoft, a cuyos empleados se les supone la suficiente ducha como para no caer en la trampa. Más

    Hay trabajo en (para quien sabe de) Internet

    Tanto webmaster como ‘responsable de Internet’ son trabajos con futuro, según un estudio del Consejo Económico y Social Vasco. Pues fenomenal, porque después de los años de burbujas de champán unos cuantos miles se quedaron en el paro. Ambos especímenes son antagónicos pero están condenados a entenderse. El webmaster habla en binario y sólo se entiende él mismo o el interlocutor de su messenger. Desprecia al Responsable, que sólo sabe de PowerPoint y Excel y no acaba de apañarse para hacer bien su trabajo: sacar dinero de su maravillosa página web. El responsable de Internet, por su parte, despediría al webmaster si pudiese, pues no sabe muy bien qué hace y descuida la higiene personal y la de su mesa de trabajo. Sin embargo, ambos son necesarios y ambos tendrán trabajo en el futuro. Y si consiguen entenderse, sacarán adelante el negocio... Más

    PeopleSoft ya es de Oracle, por fin

    Se acabó el culebrón que ha durado 18 meses, con capítulos dignos de la sobremesa de un lunes. Larry Ellison se ha salido, por fin, con la suya; su empresa sólo deberá mirar hacia arriba para mirar a SAP. Con el trabajo finiquitado y en pleno ataque de euforia, el piloto de Oracle reconoce que nunca se le había pasado por la cabeza que la aprobación de la OPA lanzada contra PeopleSoft en junio de 2003 se convirtiese en tan larga e intensa batalla. Que nos lo diga a nosotros... La cuestión es que, meses más meses menos, la operación se ha cerrado de forma bastante favorable para PeopleSoft: Oracle pagará 26,5 dólares por cada acción, un 75% más de lo propuesto en su primera oferta, que la junta de administración de PeopleSoft consideró como un insulto. Al final la compra se ha cerrado por 10.300 millones de dólares, permitiendo que Oracle pase del tercer al segundo puesto en el ranking mundial de compañías de software de gestión empresarial, sólo por detrás de la alemana SAP (¿Se conformará Ellison con ser el segundo?). Según los primeros cálculos, la nueva empresa contará con una plantilla de 53.800 trabajadores y una cartera de 22.750 clientes, 12.800 provenientes de PeopleSoft. Esos clientes han sido clave: Oracle quiso dejar un claro mensaje de continuidad a los clientes de PeopleSoft para que el complicado periodo de transición no provoque una espantada hacia SAP u otros.

    El acuerdo, en fin, cierra un tremendo rifirrafe que teóricamente debería haber continuado en los tribunales el mismo día en el que se firmó el acuerdo. Allí, los abogados de PeopleSoft tenían previsto presentar su enésimo argumento en contra de la OPA hostil. Visto de forma retrospectiva, la adquisición se cierra después de que Oracle-Ellison haya variado cinco veces el precio de su oferta, se hayan celebrado tres vistas en los tribunales y se haya convencido en dos ocasiones a los reguladores de la competencia: una en el departamento de justicia de EEUU y otra a la UE, de los que recibió luz verde para cerrar la operación. En este año y medio Peoplesoft ha perdido fuelle –1.000 millones en ventas– y personal: su consejero delegado, Craig Conway, fue despedido fulminantemente por no generar la suficiente confianza entre el equipo directivo. Una vez zanjados los desacuerdos, el nuevo retoño debe ponerse a trabajar para rebañar cuota de mercado al que es, desde ya, su principal competidor: SAP. El gigante alemán controla un 39% del mercado mundial por venta de licencias, mientras Oracle y Peoplesoft se quedan con el 25%. Larry Ellison deberá demostrar que sí, que realmente la espera, las peleas y el dinero invertido, merecen la pena. Más

    Vivir del blog (y II)

    Recientemente, hablando de la publicidad y los blogs, dejábamos caer que no son lo mismo los blogs personales que los que nacen como negocio. Los primeros, por qué no, pueden tratar de sacar unas perras de publicidad para pagarse alojamiento y conexión (difícilmente la dedicación), aunque a algunos les parezca una perversión. Pero hay otros entre los cerca de 5 millones que configuran la blogosfera que apuestan fuerte desde su creación; no es que tienten a la publicidad y si cuela, cuela, es que existen para ganar dinero. Frente a las predicciones que aseguran que su valor real está en el uso que le den los medios establecidos para mantener sus audiencias, pero que de dinero para los weblogs ‘puros’ nada de nada, hay empresas que se empecinan en demostrar lo contrario. Empresas, sí; ellas mismas no dudan en llamarse blog companies. Las dos más representativas son Weblogs Inc. (de Jason Calacanis) y Gawker (de Nick Denton), que actúan como una incubadora —palabra digna de otros tiempos— de blogs de nicho. Con periodistas especializados al mando de sus blogs, Weblogs Inc. y Gawker gestionan la publicidad para que los autores se dediquen a lo suyo: escribir. ¿Con independencia? Pues esa es la idea, que la lacra de la prensa tradicional no arrastre al los blogs, ni siquiera en experimentos como Jalopnik (de Gawker), patrocinado en exclusiva por Audi. Nada que objetar, en tanto no llegue día (cercano, si no ha llegado ya) en que primero sea el anuncio y después el weblog: "¿Qué blog hacemos para esta campaña?" Entonces será hora de buscar otro nombre para el nuevo invento y no contaminar la blogosfera.

    Calacanis sostiene que para unirse al club de los weblogs lucrativos hay que partir de 250.000 páginas vistas al mes. Pues puede ser, pero quien quiera, pues nada cuesta, puede apuntarse al AdSense de Google o a Blogads por si cae algo. Aquellos que escriban por amor al arte (o a sí mismos), pues muchas gracias, de veras; y a los que coloquen anuncios, pues mucha suerte, también de veras. Lo importante es tener algo que contar o vender: montar un buen blog, dejar que madure y cuando tengamos la audiencia, ya veremos. El caso es que los weblogs ya hacen un ruido tremendo y pronto llegarán las nueces: cuando el río suena... Cuando el río suena aparecen los cazadores y los buitres para intentar sacar tajada. Si en Estados Unidos ya hay empresas que pueden jurar que viven de los blogs y son rentables o casi, en España calculamos con optimismo que los anunciantes tardarán sólo un año.. en enterarse de qué es un weblog. En otros dos terminará la fase de desprecio y quizá en el cuarto (2009) tomen la arriesgada decisión de anunciarse en alguna bitácora que haya alcanzado el millón de visitas mensuales. Hay que ser optimistas. Más

    R$$: el dinero detrás de los feeds

    La blogosfera utiliza masivamente RSS para difundir sus contenidos. Really Simple Syndication o Rich Site Summary no es más que un sistema para que los editores distribuyan sus titulares entre los lectores interesados; los feed RSS son un listado de las entradas más recientes (titulares, entradillas o textos completos) con el enlace al original, accesibles gracias a los lectores de RSS, en su versión online (tal que Bloglines) o en programa (tipo Feedreader o FeedDemon). Y claro, ya que estamos en la vorágine de la publicidad en los blogs, ¿qué tal colar anuncios a través de RSS? Como quiera que además de los weblogs centenares de medios, grandes (NYT.com, WSJ.com, Yahoo!, CNET...) y no tanto, ya se han apuntado a sindicar sus contenidos, no podía tardar en llegar la idea de monetizar el ‘esfuerzo’. Pero, como cuenta Wired, no han sido los medios tradicionales los que han espabilado primero. Los arriba mentados Weblogs Inc. y Gawker y otros como Feedster ya han incorporado anuncios al RSS, y gestores de publicidad online como Overture (de Yahoo!) están pensando cómo hacerlo.

    RSS ayuda al internauta a filtrar el torrente de información que produce la Red a diario, y su utilidad y gran aceptación no debe pasar desapercibida para los anunciantes. Al igual que las alertas por email, el público del los feeds RSS es muy atractivo: cada uno recibe lo que quiere y los temas pueden ser muy especializados. Si parece inevitable que entre los titulares de los lectores de RSS nos caiga algún anuncio, debería ser absolutamente evitable que la publicidad siga los pasos con que se inició en la Red, con gran aparato de engendros intrusivos. Anunciarse, sí pero sin molestar. Más

    Todos a buscar en las tripas del PC

    Como estaba cantado, Yahoo! tardará bien poco en seguir los pasos de Google hacia las entrañas del ordenador. A fin de cuentas, ambos dos se dedican a las búsquedas, así que ¿por que limitarse a Internet? Google abrió con el caballo (Desktop Search), movimiento quizá un poco precipitado pero que le permitió tomar la delantera. Y mientras Microsoft seguía dudando entre la apertura española y el Gambito de Dama, Yahoo! movía su peón y compraba la tecnología de búsqueda de Stata Labs. Con su Longhorn y el gestor de archivos WinFS todavía en la caja, a Microsoft le toca ahora la defensa siciliana, para la que ha puesto a prueba su MSN Toolbar Suite. Es el turno de Yahoo!, que se apoyará en la casilla X1 de IdeaLab, para lanzar su propio motor de búsqueda de escritorio el año que viene (dentro de un mes, vaya). Recordemos que en la casilla A9 está el buscador de Amazon, que también promete llevar las búsquedas más allá de Internet, y por ahí anda el líder en las partidas profesionales, Copernic. Mientras las piezas se reparten por el tablero para ver quien encuentra hasta el último archivo del escritorio, Google sigue a lo suyo, lanzando una iniciativa tras otra. La última, digitalizar las bibliotecas de cinco de las universidades más importantes del mundo. Casi ná... Más

    Piel de serpiente

    Los spammers son tan venenosos como las serpientes y mudan de piel más a menudo que los reptiles de lengua bífida. Ora te mandan un correo desde las Maldivas para colocarte un alargamiento o reoponerte la Viagra a precio de saldo, ora otro desde Kazajstán ulterior para que te forres sin salir de casi haciendo nada. Son difíciles de cazar. Lo peor que puede hacer un internauta para frenar el bombardeo de basura es darse de baja, como demostró un periodista de Salon que se metió en la piel de un spammer. Consiguió que BlackMarketMoney.com le contratase para enviar spam bajo su cuerda, lo que le reportaría un 40% sobre cada venta que realizase gracias al envío masivo de mensajes. Para empezar a trabajar, la empresa espameadora, caigan todos los males del infierno sobre ella, le dio acceso a las 500.000 direcciones de correo "buenas" de potenciales clientes. Eran buenas porque detrás de cada una había un incauto que había pinchado el enlace ese que promete que nadie te molestará más. Nada más lejos de la realidad, quien pinche tal vínculo debe saber que queda automáticamente fichado como objetivo a hostigar. Entre las direcciones de la víctimas había algunas de empresas, como HP y Microsoft, a cuyos empleados se les supone la suficiente ducha como para no caer en la trampa. Más

    Hay trabajo en (para quien sabe de) Internet

    Tanto webmaster como ‘responsable de Internet’ son trabajos con futuro, según un estudio del Consejo Económico y Social Vasco. Pues fenomenal, porque después de los años de burbujas de champán unos cuantos miles se quedaron en el paro. Ambos especímenes son antagónicos pero están condenados a entenderse. El webmaster habla en binario y sólo se entiende él mismo o el interlocutor de su messenger. Desprecia al Responsable, que sólo sabe de PowerPoint y Excel y no acaba de apañarse para hacer bien su trabajo: sacar dinero de su maravillosa página web. El responsable de Internet, por su parte, despediría al webmaster si pudiese, pues no sabe muy bien qué hace y descuida la higiene personal y la de su mesa de trabajo. Sin embargo, ambos son necesarios y ambos tendrán trabajo en el futuro. Y si consiguen entenderse, sacarán adelante el negocio... Más

    Lo más de 2004, según Fortune

    Fortune no sólo se dedica a hacer listas de los más ricos o las empresas más gordas. También se atreve, desde hace un par de años, a nombrar los productos tecnológicos más relevantes del año. En el año que se cierra, un jurado compuesto por especialistas en diseño y tecnología eligió para Fortune qué 25 novedades de 2004 merecen un puesto en la lista. En las categorías de Electrónica, Hogar y Salud y ‘At Play’ encontramos inventos como una TV-espejo de plasma de Philips, el Nokia 7280 sin teclas, el iMac G5, una vajilla de bambú, unas cortinas de algas o unas gafas que reproducen mp3. Dudamos que el jurado elija los productos por su gancho comercial Más

    Conectados y enganchados

    Internet está cambiando el ritmo y las costumbres de nuestras vidas. Y si viene por banda ancha, más todavía. Porque no es lo mismo conectarse a Internet que estar (siempre) conectado. A todas horas y a toda velocidad. Cuenta The New York Times que un 5% de las compras online en EEUU se realizan de madrugada, a esas horas en las que Internet va más rápido y nadie molesta. A esas horas en la que ya se han acostado los niños y reina el silencio... si no fuera por los ronquidos del marido: "En las casas con banda ancha, ella navega y él ronca", titula NYT. Más

    diciembre 10, 2004

    Vivir del blog

    La blogosfera anda revuelta por el asunto de la publicidad en los weblogs. ¿Se trata de una bajada de pantalones que ensucia su espíritu? ¿O es algo tan legítimo que no necesita justificación? Como no podría ser de otra manera en una comunidad tan variopinta, hay opiniones como colores. Hay quienes se decantan por el NO a la publicidad porque no es rentable, porque la bitácora es un hobby y no una actividad profesional y porque los anuncios condicionan estilo y temas. Pero también hay un por los mismos motivos: es rentable desde el primer céntimo de euro (poner publicidad es gratis), los hobbies siguen siendo tales con anuncios y se puede resistir la tentación de hablar de temas que atraigan publicidad. Los que cogen la sartén en frío, mirando el aspecto matemático-financiero, explican que con menos de 250.000 páginas vistas al mes no hay forma de ganar dinero con la publicidad, y no compensa colocar "esa porción de HTML que te da un cierto aire de bajeza...". Pero el dinero no es igual en todas partes, y hay quien responde que los 200 miserables dólares por los que algunos no están dispuestos a perder la virginidad (o integridad), en algunos países dan para mucho. Otro interesante punto de vista es la distinción entre los blogs personales, donde un individuo cuenta lo que le da la real gana, y los profesionales, nacidos sin pudor como negocio. Quien quiera saber más sobre el tema puede darse un paseo por la rica blogosfera hispana y leer las opiniones de eCuaderno (1 y 2), Minid (1, 2 y 3), Microsiervos (1, 2 y 3), Bitacoras.org (1 y 2), Isopixel (1 y 2), Libro de notas, Atalaya (1 y 2), Placebo, Merodeando (1 y 2), La Cosa Húmeda o Caspa.tv.

    Lo curioso de esta historia es que los bienintencionados bloggers cuando hablan de publicidad se refieren básicamente a AdSense, esto es, a los anuncios de texto que coloca Google, supuestamente relacionados con el contenido de la página; o, como mucho, de eventuales patrocinios. Parece que ningún blogger osaría lanzar un pop-up a los lectores o meterse en un programa de intercambio de banners que llenan las páginas de carne y casinos. Pero la publicidad no es la única forma de vivir de un blog. Ya hemos hablado de bloggers fichados por medios o blogs integrados en ellos. Y puede ocurrir, por qué no, que alguien llegue a pagar a los bloggers por hacer lo que hacen: escribir.

    Esa es la idea de Marqui, empresa dedicada a la gestión de la comunicación empresarial, que sabe bien de la importancia de lo que se habla en la blogosfera, que rebota aquí y acullá mediante RSS y trackbacks. Marqui ofrece una recompensa de 800 dólares mensuales a los bloggers que estén dispuesto a hablar de ella una vez a la semana. En principio, espera meter en nómina a 15 ‘líderes’ de la blogosfera para "crear una oportunidad basada en la confianza", según el presidente y CEO de la empresa, Stephen King. Esto que suena terrorífico viniendo de quien viene, incluso ofensivo, no esconde ni trampa ni cartón; no es más que otra forma de marketing. Además, para que los fichados no se sientan unos vendidos, se garantiza libertad para hablar bien o mal de Marqui (lo importante es hablar) y para aclarar que el post está siendo financiado. Parece revolucionario, pero esto lo vienen haciendo los periódicos (especialmente los poco pudientes) desde que se inventó la imprenta, lo que pasa es que lo que está prohibido es declararlo abiertamente. Pues a nosotros nos parece fenomenal: que cada uno haga lo que quiera; son los lectores y los que dejen de serlo los que tienen la última palabra. Más

    Snocap ofrece la pipa de la paz en la música online

    El chaval a una gorra de béisbol pegado, Shawn Fanning, quien en enero de 1999 provocó un terremoto que todavía dura al escribir —a los 19 años, durante sus pellas universitarias— el código de Napster, ha vuelto. Al igual que su criatura diabólica fue domada con el mazo judicial, y ahora funciona de manera legal de la mano de Roxio, Fanning vuelve al ruedo de la música online para convencer a las discográficas y las compañías detrás de las redes P2P que es mejor hacer dinero que intercambiar demandas. Aunque a veces no lo parezca, la industria de la música tiene que estar convencida de que la Tierra se mueve y de que no tiene nada que hacer para frenar el intercambio de archivos, como demuestran las iniciativas de DCIA, Weed o los pasos de Sony BMG. Fanning ha presentado Snocap, un sistema que mediante huellas digitales sonoras permitirá a los propietarios de los derechos de autor rastrear sus obras en las redes P2P, a las que podrán lastrar para su beneficio: cuántas veces se podrán reproducir antes de que haya que pagar o si pueden ser tostadas en un CD y compartidas. A través de Snocap las discográficas podrán sacar tajada de los millones de canciones que intercambian los usuarios a diario y las empresas del P2P abandonar su poco reputado modelo de negocio, basado en publicidad intrusiva y el spyware.

    Fanning ha visto el hueco en la menguada oferta de los servicios de música online, donde reina iTunes con un millón de canciones cuando en Napster se encontraban más de 25 millones de archivos únicos. Por eso, el celebrado éxito de las 100 millones de descargas de iTunes en tan solo un año, queda ridículo comparado con lo que acontece en Kazaa, donde se descargan más millones en un solo día. Así que Fanning cree que con una gran oferta y de calidad (sin archivos falsos, rotos o que se escuchen mal) contrarrestará la fuerte reticencia de la gente en general y los internautas en particular a pagar: "Todo el mundo tiene un precio. Es evidente que, dada una buena experiencia, los usuarios pagarán por la música en Internet; sólo hace falta encontrar el modelo de negocio adecuado". De momento, Snocap es "business model agnostic", es decir, que abrazará aquello que funcione. De lo que se trata es de que con cientos de millones de usuarios a la caza de una forma sencilla de descargar versiones de calidad de una discoteca ilimitada, discográficas, redes P2P y consumidores pueden alcanzar un punto de equilibrio satisfactorio para todos, sea mediante suscripciones, pago por canción o lo que venga.

    Este nuevo intermediario ya tiene padrinos —ha conseguido 10 millones de dólares de Walden VC y Morgenthaler Ventures— y ha anunciado su primer gran contrato, nada menos que con Universal Music Group, la discográfica más grande del planeta. Sólo le queda que pierdan su esencia y se apunten al negocio Sharman Networks (Kazaa) y compañía y que los usuarios, de repente, empiecen a pagar por lo que pueden conseguir gratis. Casi nada. Más

    IBM pasa el testigo a China

    Se veía venir. Hace tiempo que el papá del PC había abandonado al hijo que transformó el mundo y convirtió a IBM en una de las empresas más importantes del planeta. A pesar de facturar 11.000 millones de dólares, su división de ordenadores personales seguía perdiendo dinero, lastrada por la caída de precios y márgenes y por la fuerte competencia ejemplificada en empresas como Dell, que trajeron otra forma de hacer las cosas. La unidad de venta de ordenadores de IBM ha caído en manos de Lenovo (antes Legend), el primer fabricante de ordenadores de China, que ha pagado 1.300 millones de dólares en la mayor operación de una empresa china en el exterior para convertirse en la tercera mayor empresa del sector, tras Dell y HP. El Gobierno Chino hace realidad su deseo de extender tentáculos por los mercados europeo y norteamericano, e IBM pone una pica en Oriente, al quedarse con un 18,9% de Lenovo. Para IBM no es un paso atrás, pues se deshace de un negocio nada rentable (sólo Dell gana dinero) y sigue centrado en lo que es ahora los suyo: los servicios. Lenovo se queda con la tecnología de IBM, se expande al extranjero y juega con la carta de la mano de obra barata para hacer negocio. La venta coincide con los nuevos retos que se ha impuesto Sam Palmisano, y con las recientes previsiones de Gartner, que auguran años duros para los fabricantes de PCs. Más

    i-mode sigue entre nosotros

    En Japón i-mode es más que una realidad, es un hito: más de 43 millones de usuarios (un tercio de los que tienen móvil) lo utilizan. En Europa seguimos esperando el UMTS mientras enterramos el WAP, que logró tener un usuario o ninguno (aunque, quien sabe, quizá UMTS revitalice los servicios WAP). El éxito de i-mode en Japón no es casual. Al contrario que WAP (que utiliza WML, no compatible con el HTML), i-mode utiliza un HTML compacto (cHTML) y un sus terminales se pueden ver casi cualquier página web además de las más de 70.000 diseñadas ex profeso. Así, si unimos las terminales con pantallas gigantes fabricadas por NTT DoCoMo para i-mode, la conexión permanente a Internet a alta velocidad (unos 384/64 kpbs) y los 30.000 proveedores de contenidos y servicios tenemos... todo lo que nunca ha tenido WAP: se puede acceder a Internet, reservar billetes de avión, operar en el banco, jugar, enviar y recibir emails, intercambiar fotos, etc. Sin embargo, i-mode lleva ya casi cinco años desembarcando en Europa y nos acabamos de dar por enterados. Quizá por el obstáculo WAP o por la larga espera para contar con móviles y redes 3G. Quizá porque en Japón existía la demanda antes que la oferta, y por aquí nos hemos conformado con la revolución de los mensajes de texto, pues las ofertas de nuevos servicios carecían a la postre de contenido y de interés para un usuario reacio a pagar incluso en el móvil. En España, i-mode lleva más de dos años a través del e-moción de Telefónica, y no hay noticias para suspirar tras el fiasco WAP. Más bien al contrario. A lo mejor hay que pegar otra lectura a The i-mode Wireless Ecosystem para ver qué hacemos mal. Más

    Se abre la veda de OPVs

    Tras la temporada de lluvia de OPVs que precedió al estallido de la burbuja tecnológica, comenzó un prolongado periodo de sequía donde no brotaba ni la mala hierba; ninguna empresa saltaba al parque porque el batacazo estaba garantizado ante notario. Las condiciones para que una salida a bolsa tenga éxito, un mercado en crecimiento y fiebre para comprar nuevas acciones, se vuelven a cumplir ahora, cuenta Red Herring. Un 80% de las 202 OPVs de este año (hablamos de EEUU) cotizan por encima del precio de salida, con una ganancia media del 33,2%, el Nasdaq ha subido un 7% en lo que va de año (un 22,3% desde mínimos) y éxitos como el de Google han devuelto la euforia al parqué. Nada menos que 30 empresas de todos los sectores se han animado en diciembre a compartir su negocio en bolsa. Con este ‘Tsunami’, los bancos de inversión despedirán el año con unos honorarios de 4.600 millones de dólares, suficientes para pavo y regalos. Toda apunta a que en 2005 seguirán lloviendo... OPVs. Más

    El alto precio de lo gratuito

    Los usuarios de los programas de intercambio de archivos saben muy bien el precio que se paga por descargar música gratis: si no se pone cuidado, un ejército de parásitos tomará el ordenador al asalto hasta hacerlo ingobernable. Spyware y adware y otros bichos convertirán el PC en un escaparate publicitario donde ha desaparecido todo vestigio de privacidad. Marketscore se ofrece como un acelerador de Internet gratuito, y viene acoplado a algunos programas P2P como iMesh. Aunque su CEO clama que no son spywarer, su software es reconocido como tal por la mayoría de las herramientas anti-parásitos y varias universidades que lo han expulsado de sus campus. Lo que en realidad hace es redirigir el tráfico hacia un proxy (un servidor propio) desde donde monitoriza todos los movimiento del internauta, colocando publicidad a su antojo en páginas web y correos electrónicos y comprobando la respuesta de los internautas. Un mal compañero de viaje, en todas sus variantes. Más
    sO s s